Agricultura

Agricultura Intensiva: Propiedades E Impacto Ambiental

23.04.2021
trigo en agricultura industrial

La agricultura intensiva es una parte importante del motor alimentario del mundo, sin embargo, cómo funciona y las características propias de la agricultura intensiva no tienen en cuenta el medio ambiente ni cualquier posible impacto ambiental resultado de dicha práctica. Aunque existen diferentes tipos de agricultura intensiva, todos ellos requieren un enfoque basado en la tecnología para mitigar en la medida de lo posible los efectos adversos.

¿Qué Es la Agricultura Intensiva?

El concepto de agricultura intensiva implica un mayor uso de las tierras de cultivo para producir el máximo rendimiento posible con el fin de maximizar beneficios y satisfacer las necesidades alimentarias del ser humano. Esta maximización se consigue mediante prácticas agrícolas intensivas como un mayor uso de fertilizantes e insecticidas, riego abundante, tratamiento de la tierra con maquinaria pesada, plantación de especies de alto rendimiento o expansión de nuevas áreas, entre otras. De este modo, un mayor uso de insumos en la agricultura intensiva trae mejores resultados.

La mayoría de las empresas agrícolas aplican agricultura intensiva y la consideran como un negocio, sacando todo lo que pueden de cada unidad de tierra. Por el contrario, la agricultura extensiva tiene un enfoque más comedido y saludable del uso de la tierra, con menos insumos químicos. Mantiene la productividad de forma natural y respetuosa con el medio ambiente, en consonancia con la agricultura ecológica.

riego de campos industriales

Ventajas de la Agricultura Intensiva

La principal ventaja de la agricultura intensiva es el mayor rendimiento obtenido cuando se cosecha en territorios pequeños. Esto aporta beneficios económicos a los propietarios de las tierras y proporciona alimentos a la población. La agricultura intensiva satisface plenamente la demanda del mercado, incluso en zonas densamente habitadas. También requiere menos mano de obra en comparación con los métodos de agricultura ecológica, ya que los controles químicos de plagas y maleza funcionan más rápido y son más fáciles de aplicar.

La Agricultura Intensiva y Sus Consecuencias

Realizar agricultura intensiva en el campo tiene consecuencias negativas para el medio ambiente. Al no tener en cuenta conceptos sostenibilidad ni contribuir a la protección de la naturaleza, la agricultura intensiva puede ocasionar problemas al medio ambiente tales como:

Deforestación

La agricultura intensiva provoca la degradación del suelo y conduce a la expansión de nuevas tierras; en particular, se talan bosques para obtener nuevas zonas fértiles y productivas. El alcance del problema queda claro con cifras: la agricultura intensiva es culpable del 80% de la deforestación mundial.

Resistencia de Plagas y Maleza a los Productos Químicos

El uso regular de plaguicidas y herbicidas en la agricultura intensiva fuerza a recalcular la cantidad necesaria cuando la cantidad estándar se vuelve menos efectivas o, incluso, totalmente ineficaz. Como resultado, los parásitos se hacen más fuertes y pueden reproducirse de forma descontrolada.

cosecha de trigo

Degradación del Suelo

“Exprimir” los campos al máximo provoca el agotamiento y la erosión del suelo. Las prácticas de agricultura intensiva debilitan la tierra, ya que interfieren significativamente en los procesos naturales del suelo. En concreto, los plaguicidas químicos destruyen los microorganismos que habitan en ella y que garantizan el compostaje y la correcta incorporación de la materia orgánica.

Impacto en el Hábitat Natural

La necesidad de buscar nuevos terrenos para satisfacer las necesidades de la agricultura intensiva afecta a la fauna y flora silvestres, reduciendo el tamaño de su lugar de vida tradicional.

Contaminación del Agua

Las fuertes escorrentías químicas de los campos debido a la agricultura intensiva penetran en las masas de agua, envenenando a los organismos acuáticos. La deforestación y el corte de franjas de protección para fortificar las riberas de los ríos provocan inundaciones y sedimentación.

Cambio Climático

La práctica de agricultura intensiva tiene un gran impacto ambiental y es uno de los principales impulsores del cambio climático global, acelerando la erosión del suelo y la contaminación del medio ambiente en general debido a la inadecuada captura de carbono, las emisiones de combustibles fósiles y el enfoque explotador en el uso de la tierra y el agua.

Impacto en la Salud Humana

Las grandes cantidades de sustancias químicas en las plantas consumidas pueden inducir problemas en el cuerpo humano, incluso anomalías congénitas.

También hay desventajas económicas y sociales. La agricultura intensiva moderna emplea una gran cantidad de máquinas y tecnología de tratamiento del campo y menos mano de obra humana en comparación con las prácticas ecológicas con mucho trabajo manual. El resultado es un bajo nivel de empleo y compromiso de los recursos humanos.

En cuanto al aspecto económico, los bajos precios de la agricultura intensiva tradicional hacen la competencia a los productos de agricultura ecológica, más caros, aunque de mayor calidad.

EOS Crop Monitoring

¡Realice análisis de campos basados en datos de satélites relevantes para tomar decisiones de forma correcta!

¿Cómo Reduce la Biodiversidad la Agricultura Intensiva?

La agricultura intensiva es ciertamente útil en términos de alimentación. Sin embargo, sus métodos distan mucho de ser beneficiosos para el medio ambiente. La reducción de las poblaciones de flora y fauna representa una importante desventaja, debido principalmente a la aplicación de agroquímicos y las prácticas de monocultivo.

Agroquímicos en la Agricultura Intensiva

Además de la pérdida de territorio cuando la fauna silvestre pierde sus zonas naturales de hábitat, los animales también se ven afectados por las aplicaciones químicas de la agricultura intensiva. Mientras que los herbicidas contaminan los recursos naturales, los pesticidas no son selectivos y matan también a especies beneficiosas, como polinizadores y microorganismos que habitan en el suelo y contribuyen a su fertilidad. El fuerte uso de insecticidas de la agricultura intensiva es una de las causas de la disminución de las poblaciones de abejas y aves en las tierras de cultivo, según apuntan investigaciones recientes, lo que supone una importante amenaza para el desarrollo de la actividad agrícola y la ecología en general. Las hormonas que mitigan las enfermedades de las plantas son otro problema perjudicial de la agricultura intensiva.

productos químicos utilizados en la agricultura industrial

Los efectos agroquímicos de la agricultura intensiva condicionaron una seria regulación gubernamental en todo el mundo mediante la prohibición de los productos químicos más peligrosos, especialmente los que contienen neonicotinoides.

El Monocultivo en la Agricultura Intensiva

El monocultivo de especies de alto rendimiento, como el arroz, la soja, el maíz o el trigo, provoca una elevada presencia de plagas y el agotamiento del suelo. Al contrario que en otros sistemas de agricultura, donde los cultivos intercalados actúan como barreras, ya que son plantas no hospedadoras, en el monocultivo solo hay un tipo de cultivo al que atacar. Así, la reducción de la diversidad de los cultivos debido a esta práctica de la agricultura intensiva supone el desarrollo de su resistencia a los controles aplicados. Esto se traduce en un uso extremo de productos químicos, a menudo críticos para el ser humano y la naturaleza.

Además, el mismo cultivo requiere el mismo conjunto de nutrientes, y los cultivos intercalados frente al monocultivo de la agricultura intensiva son beneficiosos también en este sentido, ya que ayudan a los agricultores a equilibrar la fertilidad del suelo y a hacer frente a la erosión.

monocultivo en agricultura industrial

Tecnología en la Agricultura Intensiva

Cualquier innovación facilita enormemente las tareas de los agricultores y ahorran costes. La agricultura de precisión es extremadamente útil en la agricultura intensiva y forma parte de las prácticas habituales de muchas empresas hoy en día.

La monitorización de los campos con drones y satélites permite a los propietarios captar la situación en tiempo real, de día y de noche, mientras que los datos históricos disponibles en plataformas agrícolas en línea permiten realizar análisis detallados. Incluso las explotaciones más remotas pueden ser inspeccionadas a medida que se amplía la conectividad a Internet en el terreno. A nivel local, los sensores de campo informan con precisión del estado de las cosas. Por ejemplo, los sensores del diámetro del tronco de los almendros señalan la necesidad de riego. Otro descubrimiento importante para la agricultura intensiva es el GPS, que proporciona datos exactos de la ubicación y permite así distinguir zonas separadas.

Las aplicaciones para móviles y tabletas ayudan a los agricultores a inspeccionar y gestionar las operaciones agrícolas, pedir suministros, programar la venta de productos y hacer un seguimiento del transporte desde cualquier lugar conectado a Internet.

Los últimos avances en electrónica y robótica también se aplican en la agricultura intensiva, ayudando al control de la maquinaria, la gestión mecánica y química de la maleza y las plagas, la siembra y la cosecha, etc. Los experimentos de sustitución de la luz solar por LEDs abren nuevos horizontes en el uso de zonas abandonadas para necesidades agrícolas, como áticos, minas o antiguas plantas y fábricas.

Crop Monitoring y la Agricultura Intensiva

La agricultura intensiva implica una fuerte explotación de la tierra con el fin de garantizar un suministro suficiente de alimentos. Con todo el respeto a la naturaleza, la humanidad no puede rechazar completamente esta práctica. Sin embargo, es posible mitigar los problemas ambientales causados por la agricultura intensiva con soluciones inteligentes, en general, y la agricultura de precisión, en particular.

Las plataformas agrícolas en línea basadas en la observación remota y los datos por satélite también son de gran ayuda para los partidarios de la agricultura intensiva. Permiten a los agricultores reducir las cantidades de productos químicos, usándose sólo en las zonas afectadas.

Crop Monitoring es un software todo en uno que permite a los profesionales de la agricultura intensiva tomar decisiones más precisas y, por tanto, más rentables. Proporciona información fiable para las tareas diarias, incluyendo análisis meteorológicos, datos sobre el estado de la vegetación, la productividad, distribución eficiente de los recursos y una inspección general del campo.

Los mapas de productividad permiten a los agricultores comparar los datos históricos de una región concreta para identificar las zonas más y menos productivas para distribuir de forma óptima las semillas en la agricultura intensiva.

mapa de productividad en la aplicación Crop Monitoring para la gestión del campo

La función de zonificación del campo divide el campo en zonas, delimitando aquellas críticas para realizar un tratamiento personalizado en ellas, en lugar de realizar aplicaciones preventivas “a ciegas” en todo el terreno. Esta función ayuda a reducir los efectos secundarios de la agricultura intensiva en el medio ambiente y ahorrar costes en los insumos.

Característica de zonificación del campo para usar fertilizantes de manera efectiva

Los datos de los índices de vegetación basados en observación remota permiten programar las actividades de campo para mejorar el estado de los cultivos. La aplicación de Crop Monitoring construye curvas de NDVI, MSAVI, ReCl, NDRE, NDMI y genera mapas interactivos para diferentes cultivos. Compruebe los cultivos disponibles para un mejor seguimiento en su región en sales@eos.com. Además, Crop Monitoring crea proyectos personalizados bajo petición.

datos del índice MSAVI sobre seguimiento de cultivos

Aplicación de Scouting. Si se sospecha que hay un problema, el propietario de la explotación puede asignar tareas a los expertos en exploración a través de la aplicación (que también tiene una versión móvil), especificando el lugar y describiendo el problema. A continuación, se puede supervisar la realización de dichas tareas en la aplicación desde el principio hasta el final. De este modo, los agricultores pueden inspeccionar vastos territorios de agricultura intensiva en un período de tiempo más corto, dejando que la herramienta haga la mayor parte del trabajo detectando problemas.

función de exploración para administrar su campo de forma remota

Los análisis meteorológicos incluyen información sobre temperatura, nivel de humedad, velocidad del viento, nubosidad y precipitaciones, así como datos históricos desde 2008 hasta la actualidad.

datos meteorológicos históricos y diarios en la aplicación Crop Monitoring

¿Es Realmente Mala la Agricultura Intensiva?

Teniendo en cuenta las características de la agricultura intensiva, los activistas ecológicos reclaman soluciones más responsables y sostenibles. Sin embargo, el cambio total desde la agricultura intensiva hacia alternativas ecológicas provocará una reducción del suministro de alimentos. Además, el cumplimiento continuo de las normas de la agricultura ecológica es todo un reto para los agricultores y las soluciones no industriales requieren más costes, esfuerzos y tiempo.

Los problemas ambientales causados por la agricultura intensiva pueden mitigarse considerablemente con tecnología de agricultura de precisión.

Queda en la mano de los gobiernos del mundo el equilibrar las decisiones entre las posibilidades de la agricultura intensiva para apoyar las necesidades alimentarias del mundo y las diferentes formas de mantener el medio ambiente lo más saludable posible durante los próximos años.