Agricultura

Manejo Integrado De Malezas: Soluciones Y Prácticas

12.02.2021

¿Qué es el manejo de malezas? A la hora de gestionar un campo, hay multitud de factores que repercuten de forma directa en el crecimiento y rendimiento de los cultivos; uno de ellos es la posible aparición de malas hierbas. El control de malezas y sus métodos ayudan a buscar soluciones que eviten su aparición y/o infestación general en los campos, evitando el uso de productos químicos en la medida de lo posible, ya que pueden ser peligrosos para el medio ambiente y los humanos.

Métodos De Manejo De Malezas Agrícolas

La gestión del manejo de malezas en los campos agrícolas incluye bastantes técnicas y tácticas que constituyen cinco grupos principales. Son los siguientes:

Control Preventivo De Malezas

Este método de manejo de malezas tiene como objetivo evitar la contaminación del material de plantación y las zonas cultivadas. Implica:

  • la compra de semillas de alta calidad libres de malas hierbas;
  • equipo de lavado;
  • comprobación del pelaje y patas del ganado;
  • selección de las aguas de riego para arrastrar semillas indeseadas;
  • uso y manejo de abono y estiércol completamente podrido para evitar la germinación de semillas.

cosechadora de limpieza de semillas

Control De Malezas Cultural

Asegura condiciones en el campo que son menos favorables para el desarrollo de maleza. Este enfoque de manejo de malezas incluye:

  • la plantación de especies altamente adaptables y competitivas;
  • la selección de grandes semillas, que probablemente produzcan plantas fuertes y sanas;
  • rotación de cultivos;
  • barbecho del campo;
  • utilización de cultivos de cobertura;
  • reducción del espacio entre filas;
  • siembra superficial (así, los cultivos pueden crecer más rápido que otras hierbas);
  • plantación de especies locales que resisten mejor las malas hierbas.

Control De Malezas Mecánico

Esta técnica de manejo de malezas propone destruir las plantas no deseadas con equipo de cultivo o manualmente. Algunas técnicas son:

  • arado;
  • labranza;
  • siega;
  • eliminación manual;
  • quema;
  • cobertura con mantillo;
  • cobertura del espacio entre hileras (por ejemplo, con paja);
  • máquinas robóticas de deshierbe;
  • destructores de semillas de maleza;
  • henificación antes de que las malas hierbas se llenen de semillas.

manejo mecánico de malezas

Control De Malezas Orgánico

Emplea enemigos de las plantas en su hábitat. Por ejemplo, las ovejas, los escarabajos pulgosos del tanaceto y las polillas del cinabrio destruyen la hierba cana. El pastoreo es otro ejemplo de esta técnica.

El manejo de malezas biológico también incluye la colocación de organismos patógenos como bacterias u hongos que atacan a diversas especies que dañan partes separadas (hojas, tallos, semillas, raíces).

Esta técnica se llevó a cabo con éxito en el noreste de Australia a principios del siglo XX, cuando la polilla cactoblastis luchó contra el higo chumbo.

insecto para el control biológico de malezas

Un adecuado manejo y liberación de agentes biológicos ayuda a los agricultores a abordar ciertos problemas de manera sencilla y ecológica, igual que en el medio ambiente natural.

Sin embargo, usar este método de manejo de malezas en zonas que no son hábitat natural de plantas foráneas requiere una investigación exhaustiva y debe aplicarse con cuidado. Si las poblaciones de enemigos biológicos se desarrollan más rápidamente que las especies que destruyen, la situación se convierte en un desastre ecológico donde ellos mismos se convierten en plagas; además, pueden amenazar a especies de plantas no objetivo.

EOS Crop Monitoring

¡Use una única plataforma para monitorizar por satélite la gestión de sus campos!

Control De Malezas Químico

Esta práctica se basa en la aplicación de productos químicos para derrotar la infestación. Aunque este enfoque da resultados rápidos, es venenoso y causa daño a organismos y recursos naturales. Otro aspecto de este manejo de malezas es el desarrollo de resistencia e ineficacia de los herbicidas. Además, las aplicaciones químicas tienen su coste, especialmente si se usan repetidamente. Por tanto, es esencial el manejo de herbicidas con varios modos de acción y diferentes mezclas, y seguir las instrucciones proporcionadas.

Un componente significativo del manejo de malezas químico es el uso correctamente programado, no sólo de herbicidas, también de fertilizantes. Son beneficiosos si se aplican en el período óptimo de desarrollo de la planta.

rociar productos químicos en el campo

La Identificación De Maleza Como Parte Del Plan De Gestión

Las imágenes satelitales ayudan a detectar la intrusión de hierbas en varias etapas de la producción. Esto es posible con índices de vegetación que permiten a los agricultores conocer el problema temprano y reaccionar a tiempo. Cuando las imágenes muestran la presencia de malas hierbas, el siguiente paso es explorar y elaborar una solución de manejo de malezas equilibrada.

Sin embargo, no sólo los campos requieren inspecciones. Las semillas no deseadas aparecen en el agua de las cercas, acequias y terrenos no cultivados, por lo que estas zonas también deben ser revisadas y tratadas.

Antes Del Periodo De Siembra

Antes de la siembra, se puede buscar maleza después de arar, dependiendo de si el suelo está desnudo o cubierto (se supone que los campos recién arados no tienen vegetación). Cuando todavía no hay cultivos sembrados y se detecta vegetación significa que estas plantas no son cultivos. Esto permite a los agricultores elegir una opción de manejo de malezas fácilmente.

Temporada Temprana

Detectar maleza en las primeras etapas del crecimiento de las plantas es bastante difícil porque son pequeñas y la reflectancia del suelo predomina, pero no es imposible. Cuando los índices de vegetación señalan problemas en el desarrollo (sea insuficiencia o exceso), la causa puede ser la infestación de malezas. Normalmente, la maleza es más fuerte que los cultivos y se desarrolla más rápido, quitando nutrientes del suelo y privando a los cultivos de luz solar. Crop Monitoring puede ayudar a vigilar este fenómeno en las tablas del MSAVI, importantes para las soluciones del manejo de malezas.

gráfico de índice MSAVI en la aplicación Crop Monitoring

Temporada Tardía

Cuando los cultivos maduran, la identificación y manejo de malezas es más sencillo. La teledetección puede distinguir los cultivos secos y marchitos que pierden clorofila (y, por tanto, coloración verde) de la maleza, que aún está verde. Las plantas marchitas adquieren tonos amarillos y marrones.

Exploración De La Hierba En La Gestión De Manejo De Malezas

Cuando los índices de vegetación informan sobre áreas críticas que sugieren la presencia de malezas, los exploradores deben aumentar la vigilancia para confirmar la infestación o descubrir otro problema en el crecimiento de las plantas.

La exploración sobre el terreno puede llevarse a cabo moviéndose por el campo a pie, con drones o con aplicaciones específicas de exploración agrícola.

exploración de malezas

Usando El Manejo De Malezas Químico De Forma Efectiva

Los herbicidas nunca son 100% seguros para humanos, cultivos y suelos. Por tanto, su uso y manejo debe ser racional.

Los principales factores que mejoran o reducen la eficiencia de los herbicidas son:

  • las etapas de crecimiento;
  • peculiaridades climáticas de la zona;
  • la resistencia de las malas hierbas;
  • volumen y densidad de la aplicación;
  • la retención en las hojas;
  • descomposición por la luz;
  • contenido y composición del suelo;
  • métodos de aplicación;
  • precipitaciones;
  • humedad relativa del aire;
  • temperatura del aire.

Los tipos de herbicidas y sus condiciones de uso son fundamentales en la gestión agrícola y el manejo de malezas. Los productos químicos pierden eficacia cuando se absorben mal o son arrastrados lejos de las plantas y zonas objetivo. Algunos herbicidas se activan sólo con tiempo seco, cuando permanecen en el suelo o las plantas durante un período determinado; otros sólo ganan eficacia después de llover o con el riego.

Las aplicaciones del tiempo son útiles, ya que sus pronósticos son esenciales para evitar el lavado de productos químicos debido a las lluvias o su aplicación en zonas equivocadas a causa del viento. Aunque los herbicidas parecen ser la solución más rápida (y utilizada), su uso repetido o incorrecto reduce su eficacia.

La aplicación de Crop Monitoring proporciona datos exhaustivos sobre precipitaciones, facilitando las actividades de gestión y manejo de malezas. Le ayuda a vigilar la temperatura del aire, humedad relativa, velocidad y dirección del viento; también alerta sobre las próximas precipitaciones, equipando a los agricultores con valioso conocimiento sobre cómo programar los eventos de control de malezas en los cultivos.

pronóstico del tiempo en la aplicación Crop Monitoring

Otra característica importante de Crop Monitoring es la zonificación. Diferentes zonas con diferente densidad de vegetación requieren una gestión diferente y la cantidad de herbicidas debe variar según la concentración de maleza. Al dominar la situación, los agrónomos pueden evitar el desperdicio de productos químicos y evitar daños en sus cultivos y los recursos naturales.

zonificación de campo en la aplicación Crop Monitoring

El Concepto De Manejo Integrado De Malezas

La ventaja del manejo integrado de malezas en áreas agrícolas es que combina diferentes métodos de manejo de malezas utilizados en la agricultura, aprovechando al máximo la situación. Este enfoque ayuda a encontrar las opciones más eficaces y respetuosas con el medio ambiente y evitar el uso y manejo de productos químicos de forma injustificada. Aparte del daño que los herbicidas causan a la naturaleza, los cultivos y los seres humanos, las malas hierbas tienden a desarrollar resistencia a ellos. Por tanto, el uso repetido de sustancias venenosas se convierte en un desperdicio y un peligro.

Es esencial para la agricultura sostenible y es posible con las siguientes técnicas utilizadas por turnos:

  • tomar medidas preventivas;
  • rotación de cultivos (diferentes especies, especialmente con varias temporadas de crecimiento);
  • barbecho;
  • identificación y exploración de maleza;
  • comprobación de la previsión meteorológica;
  • cultivos de cobertura;
  • pastoreo;
  • aplicaciones químicas sólo cuando es necesario;
  • correcta distribución de nutrientes.

manejo integrado de malezas

La integración de estas técnicas de manejo de malezas reduce los costes y aumenta el rendimiento. Cuando se utilizan combinando diferentes tácticas, aumentan los beneficios de cada una y disminuyen el impacto negativo. Por ejemplo, la rotación de cultivos ayuda a eliminar ciertas malas hierbas de los terrenos si no coexisten con una nueva especie de cultivo; la presencia de enemigos naturales restringe el crecimiento de la maleza y el ganado de pastoreo destruye las plantas no deseadas en los períodos previos o posteriores a la cosecha. La limpieza de los equipos dificulta la propagación de las semillas, mientras que los cultivos de cobertura y las semillas de calidad libres de maleza también disminuyen la necesidad del uso y manejo de herbicidas. Estos casos ilustran cómo todos los tipos de control mencionados trabajan juntos.

La elaboración de planes de manejo sustentable de malezas resultan ser el enfoque más ventajoso. Deben ser rentables, eficientes y tener en cuenta el impacto en los seres humanos y la naturaleza.

La importancia del manejo integrado de malezas es clave, ya que bien usado no arruina la calidad del suelo ni los cultivos. No se trata solo de la hierba específica que hay que combatir, sino también el tiempo y los métodos para manejar la infestación.

Así pues, una gestión apropiada en el manejo integrado de plagas, enfermedades y malezas es la opción más beneficiosa a largo plazo. Ayuda a alcanzar los objetivos económicos y ecológicos con menor esfuerzo, ofreciendo una solución incluso en el caso de que algunas técnicas no sean adecuadas.