1. Inicio
    2. Blog
  1. Blog

Agricultura

Monocultivo En La Agricultura: Pros Y Contras

09.04.2021
agricultura de monocultivo

El monocultivo es una de las técnicas más básicas dentro de la agricultura, pero ¿cuáles son los riesgos del monocultivo? Y, ¿cómo afecta el monocultivo al suelo? Si bien el monocultivo permite obtener mayores beneficios y minimizar la cantidad de herramientas maquinaria necesaria, pero a cambio lleva asociados ciertos problemas específicos como el empobrecimiento del suelo, ya que se abusa de los mismos nutrientes, y una mayor exposición a plagas y enfermedades, que son más difíciles de combatir debido a la falta de diversidad biológica.

¿Qué Es el Monocultivo?

El monocultivo es una forma de agricultura que se basa en la siembra de un solo tipo de cultivo en un campo. En cambio, un sistema de policultivo implica que en un campo se siembran dos o más cultivos al mismo tiempo. Cabe señalar que el concepto de monocultivo también se aplica a los animales de granja: consiste en criar sólo una especie de animal en la explotación, como vacas lecheras, ovejas, cerdos, pollos, etc.

Cuando se habla de monocultivo, es importante señalar que, aunque cada año se plante un cultivo diferente en una parcela determinada, el concepto de un único cultivo en el campo a la vez se sigue denominando “monocultivo”.

Una vez expuesta la definición de monocultivo, veamos cuáles son los beneficios del monocultivo y cuáles son las consecuencias negativas del monocultivo.

plantación de monocultivo

Ventajas del Monocultivo

Mayor Productividad y Eficiencia

El monocultivo maximiza el uso del suelo y las condiciones climáticas locales. En la mayoría de los casos, los agricultores seleccionan el cultivo que mejor se desarrolla en el entorno local. Los efectos positivos del monocultivo se observan a menudo en cultivos como el arroz (que se cultiva en condiciones similares a las de los humedales) y el trigo (que se cultiva en zonas llanas con mucha luz solar). Las plantas que pueden resistir o prosperar en condiciones climáticas concretas (por ejemplo, en sequías, en zonas con fuertes vientos o con temperatura media más fría de lo normal) se convierten en el punto central del sistema de monocultivo agrícola. Un agricultor tradicional normalmente se preocupa por la variedad de cultivos y pone en práctica un complejo calendario de siembra, mantenimiento y cosecha para maximizar la producción de los distintos cultivos plantados; a pesar de este mayor esfuerzo, la productividad y eficiencia del monocultivo suelen ser mayores.

Favorece el Uso de Nuevas Tecnologías

Cuando se cultivan cultivos bajo la técnica de monocultivo los agricultores suelen disponer de más tiempo y recursos financieros para usar nuevas tecnologías que les ayudan a maximizar su rendimiento agrícola. Entre las soluciones técnicas más novedosas se encuentran los drones, sensores terrestres y datos obtenidos por satélite. Una de las tecnologías más innovadoras y completas en esta materia son las herramientas satelitales que se utilizan para una monitorización compleja del campo y la gestión de todas las etapas de siembra y cultivo en él. Un brillante ejemplo de estas nuevas tecnologías es Crop Monitoring, una herramienta de alto rendimiento que ayuda a los agricultores en sus actividades cotidianas, tanto en grandes como en pequeñas explotaciones agrícolas de cualquier rincón del planeta.

EOS Crop Monitoring

Herramienta de análisis de campos con acceso a imágenes de satélite de alta resolución para la identificación de áreas remotas con problemas.

 

aumento del rendimiento de los cultivos con monocultivo

Producción Especializada

La plantación de monocultivo industrializado permite a los agricultores especializarse en un cultivo y enfrentarse siempre a las mismas cuestiones y problemas que puedan surgir en el proceso de cultivo. La ventaja de especializarse es que aumenta el beneficio y reduce los costes, ya que no se requiere maquinaria ni otros recursos adicionales, salvo los necesarios para trabajar con este tipo específico de cultivo. Además, cuando se cultiva un solo cultivo en el campo, es más fácil monitorizar por satélite su salud y desarrollo. Este enfoque en el seguimiento de los cultivos se basa en 4 índices de vegetación (NDVI, MSAVI, NDRE, ReCl), cada uno de ellos útil en una etapa concreta del crecimiento del cultivo. Además, estos índices de vegetación están relacionados con la función de Etapas de crecimiento en Crop Monitoring, específica para cada tipo de cultivo.

Índice NDVI que representa vegetación insalubre

Maximización del Rendimiento

Se considera que algunos tipos de cultivos, como los cereales, tienen mejor rendimiento cuando se siembran y cultivan como monocultivo, es decir, sin otros cultivos adyacentes. Sin embargo, esta maximización del rendimiento con la siembra de monocultivo sólo puede lograrse con la condición de que se produzca una rotación anual de al menos dos cultivos diferentes en la tierra de cultivo en cuestión. Respecto a esto, con EOS Crop Monitoring los agricultores pueden generar mapas de productividad para identificar las parcelas con mejor rendimiento. Estos mapas de productividad permiten a los agricultores plantar sus semillas con mayor precisión, lo que potencialmente se traducirá en un mayor rendimiento.

aumento potencial del rendimiento con el mapeo de la productividad del campo

Mayor Facilidad de Gestión

El monocultivo es más fácil que el policultivo. Esta relativa sencillez del monocultivo se explica con que el cultivo de una sola clase de planta exige menos esfuerzo, conocimientos y recursos que el cultivo de varias clases de plantas. Por ejemplo, el monocultivo requiere menos maquinaria para la preparación del suelo o la cosecha, mientras que el cultivo de varios tipos de plantas a la vez requiere diferentes tipos de máquinas. Lo mismo ocurre con el riego y el control de plagas.

cosecha de campo de trigo de monocultivo

Mayores Beneficios

Con la agricultura de monocultivo, los agricultores suelen obtener mayores beneficios. Por ejemplo, cultivar un único tipo de cultivo que se adapte a las condiciones climáticas específicas de la zona permite al agricultor obtener mejor rendimiento y, por tanto, mayores ingresos.

Desventajas del Monocultivo

Gestión de Plagas

Los agricultores que practican el monocultivo tienen más dificultades para luchar contra las plagas en sus campos. Las plagas son más prolíficas en las tierras de labranza que tienen un solo tipo de cultivo año tras año. De hecho, no es de extrañar, ya que los parásitos tienen su alimento favorito disponible en el mismo lugar durante un largo periodo de tiempo, por lo que se reproducen con mayor eficacia. Además, en el contexto de la protección contra las plagas, el monocultivo carece de un aspecto importante del que puede presumir el policultivo: la diversidad genética de las plantas. El policultivo, por ejemplo, puede proporcionar algunos tipos de plantas que repelen las plagas y sirven como barrera natural en las tierras de cultivo.

Mayor Uso de Pesticida

El monocultivo tiene más probabilidades de verse afectado por plagas o maleza, ya que estas amenazas pueden desplazarse más rápidamente por la zona debido a su reducida biodiversidad. Por ello, los agricultores aplican mayores cantidades de pesticidas y herbicidas para proteger el cultivo. Estos productos químicos se filtran en el suelo, contaminando tanto la tierra como las aguas subterráneas. Además, las explotaciones de monocultivo tienden a intensificar aún más el uso de pesticidas, ya que algunos tipos de plagas sobreviven al uso de productos químicos, desarrollando resistencia a ellos y acaban transmitiendo esta inmunidad recién adquirida a su descendencia, que crecerá aún más en la parcela en cuestión, ya que su principal fuente de alimento sigue permaneciendo en un único lugar.

Degradación del Suelo y Pérdida de Fertilidad

El monocultivo altera el equilibrio natural de los suelos. Demasiadas unidades de la misma planta en una misma zona del campo agotarán aquellos nutrientes que necesite, lo que hace que disminuyan la variedad de bacterias y microorganismos necesarios para mantener la fertilidad del suelo, de ahí que podamos hablar de agotamiento del suelo por monocultivo. La producción de una sola especie vegetal tiene un efecto negativo en la estructura del suelo subyacente, pues significa que sólo habrá un tipo de raíz disponible para atrapar la humedad y evitar la erosión del suelo, trabajo que normalmente requiere múltiples tipos de raíces.

suelo desnudo amenazado por la erosión

Mayor Uso de Fertilizantes

El uso intensivo de fertilizantes en los campos de monocultivo está estrechamente relacionado con el punto anterior. Como el cultivo de un solo tipo de planta en un mismo terreno agota el suelo al privarlo de biodiversidad, los agricultores tienden a aumentar artificialmente la fertilidad del campo mediante la aplicación de fertilizantes químicos. El uso de estos nutrientes artificiales tiene un impacto negativo en la composición natural del suelo y el ecosistema en general. Además, hay que tener en cuenta que cuanto más tiempo una explotación de monocultivo cultiva un solo tipo de cultivo, más fertilizantes químicos tiene que utilizar, ya que cada año las tierras se desgastan y agotan más y más.

Mayor Uso de Agua

Si sólo hay un tipo de cultivo en un terreno, los sistemas radiculares de esta especie no son suficientes para mantener la estructura del suelo alrededor de las plantas, lo que puede provocar erosión y pérdida de captación del agua. Por este motivo, el suelo que rodea al monocultivo suele carecer de una capa importante de tierra vegetal, lo que provoca un desequilibrio en la retención de agua en esas tierras de cultivo. Para combatir esta pérdida de agua, los agricultores tienen que utilizar mayores cantidades de este importante recurso. Esta mayor necesidad de agua hace que las fuentes locales, como lagos, ríos y embalses, sufran en exceso para satisfacer la demanda, con consecuencias negativas adicionales para los ecosistemas propios de estas fuentes de agua.

uso del agua en el campo

Disminución de la Biodiversidad

El aspecto clave de la naturaleza es su diversidad biológica y el sector agrícola no es una excepción. Cuanta más variedad de especies biológicas haya en una zona determinada, más fuerte y rico será el ecosistema. Uno de los principales problemas del monocultivo es la eliminación de la diversidad biológica. Una variedad suficiente de plantas, animales e insectos en un entorno determinado ayuda a controlar la proliferación excesiva de plagas, enfermedades de las plantas y otras manifestaciones negativas causadas por la alteración del equilibrio natural de los suelos en las tierras de monocultivo.

Impacto en los Polinizadores

El monocultivo también tiene un efecto negativo en agentes importantes del ciclo natural como las abejas y otros polinizadores. El creciente uso de pesticidas, herbicidas y otras sustancias químicas en la agricultura de monocultivo, llamadas a mantener el crecimiento de los cultivos y la fertilidad de los suelos “empobrecidos”, perjudica la salud de los insectos polinizadores llegando incluso a matarlos. Además, en el caso de un sistema de monocultivo, puede haber kilómetros de la misma planta en todas las direcciones. En esta situación, los polinizadores se encuentran ante un territorio alimentario homogéneo y sufren carencias nutritivas debido a la escasa variedad de su dieta.

Además, esta falta de biodiversidad en el hábitat natural de las abejas y otros polinizadores, provoca el déficit de algunas bacterias beneficiosas para su salud, concretamente Bifidobacterias o Lactobacillus. La falta de microorganismos necesarios provoca un deterioro mucho más rápido de los alimentos en las colmenas, lo que a su vez conduce a la escasez de alimentos para las abejas y debilita el sistema inmunológico de estos preciosos insectos.

polinizadores que sufren de productos químicos

Riesgos Económicos

Cuando un agricultor basa su campo en monocultivo, pone en juego toda la cosecha potencial por una sencilla razón. Si algo fuese mal durante el desarrollo de los cultivos (sequía, lluvias intensas, plagas, etc.) no existe la posibilidad de que algunos cultivos sobrevivan mostrándose más resistentes que otros, ya que simplemente no hay otros. Así, las explotaciones de monocultivo pueden perder de golpe toda su cosecha y, por tanto, los ingresos de toda la temporada, lo que supone un gran riesgo desde el punto de vista económico.

Impacto Medioambiental

En la mayoría de las prácticas agrícolas de subsistencia, los cultivos se cultivan y cosechan para alimentar a una familia o comunidad local. Sin embargo, en la agricultura de monocultivo, la cosecha se produce con fines comerciales, lo que confiere un aspecto de explotación al proceso de cultivar. Los agricultores también suelen utilizar prácticas poco inteligentes en sus cosechas de monocultivo.

Una vez recogida la cosecha, se transporta largas distancias a un gran número de destinos. En muchos casos, estos destinos son internacionales, lo que aumenta considerablemente el número de kilómetros de transporte. Esta forma de transporte (con vehículo terrestre o barco) depende en gran medida de combustibles fósiles, como el petróleo y el gas, que se encuentran entre los principales contribuyentes a la contaminación ambiental. El uso de combustibles fósiles también se considera una de las principales causas del efecto invernadero en la atmósfera, y está estrechamente relacionado con ciertas actividades agrícolas en el planeta.

Monocultivo en Argentina

El monocultivo no es algo ajeno a este país sudamericano, que desde los años 90 experimentó un agresivo crecimiento en el monocultivo de soja en Argentina, creciendo de forma exponencial hasta convertirse a día de hoy en el 3er mayor productor del mundo de este cultivo, solo por detrás de Brasil y EE.UU.

Dicho monocultivo de soja, cada vez más extendido, trae consigo un mayor uso de pesticidas y productos químicos que deterioran la calidad del suelo. Además, el hecho de cultivar un único tipo de cultivo hace que los nutrientes concretos que necesita dicho cultivo se agoten de forma drástica, perjudicando la fertilidad del suelo. Sólo con un manejo correcto de pesticidas y otros productos químicos pueden minimizar los efectos negativos de ellos; en ese sentido, Crop Monitoring incluye la función de zonificación, que divide el campo según su productividad, para que el uso de cualquier producto sea solo donde es necesario y en su justa medida.

Los problemas del monocultivo no se reducen sólo al suelo. Se estima que desde la expansión del cultivo de soja se ha perdido el 60% del rendimiento de la producción de miel en las colmenas de abejas. La explicación es sencilla, las abejas necesitan polen de diferentes flores, solo así se produce miel de calidad. Al expandirse el monocultivo de soja, se hace más difícil encontrar esa variedad de polen y las malas técnicas asociadas al monocultivo, como el anteriormente mencionado uso de pesticidas, también suponen un mayor riesgo para ellas.

Los suelos funcionan bien cuando hay diversidad de plantas en él, cada uno con un sistema radicular y necesidades nutritivas diferentes. La técnica de monocultivo crea desequilibrios ecológicos y favorece la aparición de ciertas plagas y enfermedades, de ahí que Argentina como país deba replantearse su modelo agrícola a escala nacional.

Reducción del Impacto del Monocultivo

En general, el impacto del monocultivo depende de su intensidad. Por intensidad se entiende la extensión del periodo de tiempo durante el cual se cultiva un mismo cultivo en un terreno específico. Si un monocultivo se cultiva en la misma tierra de labranza año tras año sin cambios, se considera la peor forma de esta práctica agrícola, pues es mayor el impacto sobre el suelo y el ecosistema circundante. Este método agrícola también se denomina monocultivo intensivo.

Veamos ahora cuáles son las posibles soluciones para el monocultivo, de modo que se disminuyan sus efectos negativos en el medio ambiente.

Implementación de la Rotación de Cultivos

Alternar diferentes tipos de cultivos en un campo determinado puede ayudar sustancialmente a evitar algunas de las principales consecuencias negativas del monocultivo. La rotación anual de cultivos interrumpe los ciclos de plagas y contribuye a mantener el suelo en un estado más equilibrado en cuanto a su composición. Hay muchos tipos de esquemas de rotación de cultivos y la mayoría de las explotaciones optan por los que mejor se adaptan a las condiciones ambientales locales.

uso de rotación de cultivos en monocultivos

Uso Inteligente de los Fertilizantes

Los planteamientos actuales de aplicación de fertilizantes químicos en los campos, y en particular en monocultivo, deben cambiar, ya que el uso de esas sustancias es muy perjudicial para el ecosistema. Gracias a la tecnología actual, ese cambio ya es posible y los fertilizantes pueden utilizarse de forma mucho más inteligente, ya que no es necesario aplicar la misma cantidad de fertilizante en cada hectárea. Crop Monitoring tiene la función de zonificación, que permite aplicar eficazmente los fertilizantes sólo en las zonas donde realmente se necesitan. Esto es posible gracias a la monitorización por satélite del campo y la creación de un mapa de vegetación que muestra el buen o mal desarrollo de las plantas.

Uso Moderado de Herbicidas y Pesticidas

Dado que el aumento del uso de pesticidas y herbicidas artificiales no sólo perjudica al ecosistema, sino que repercute negativamente en los intereses de los propios agricultores (la calidad de los suelos empeora, lo que se traduce en una peor cosecha), deben tomarse algunas medidas para contrarrestarlo. Los efectos negativos del uso excesivo de estas sustancias artificiales en la agricultura de monocultivo pueden disminuirse significativamente mediante una aplicación mucho más moderada o incluso cambiando a herbicidas y pesticidas orgánicos. Los efectos positivos de este cambio de enfoque en el uso de estas sustancias en la agricultura de monocultivo pueden intensificarse mediante la rotación de cultivos, que contribuye a la protección natural de los cultivos contra plagas y enfermedades.

Uso Más Eficiente del Agua

El uso eficiente de un recurso natural tan importante como el agua es una de las cuestiones cruciales en el sector agrícola, especialmente en monocultivo. La solución en este caso sería cultivar cerca de las masas de agua para disminuir el uso de las aguas subterráneas y la escorrentía del agua absorbida por el suelo (es decir, asegurar que permanezca más tiempo en él). Esta disminución puede lograrse principalmente optando por la plantación de monocultivo rotativo en lugar de siempre el mismo cultivo.

riego del campo con precisión

Alternativas al Monocultivo

A pesar de algunos beneficios del monocultivo para la agricultura industrial, las desventajas medioambientales del monocultivo a largo plazo superan sus aspectos positivos. Por eso es importante cambiar a enfoques y prácticas agrícolas más inteligentes. Aunque parezca una obviedad, vale la pena mencionar que la mejor alternativa al monocultivo es un sistema de policultivo, alternando diferentes tipos de cultivo en la tierra.

El policultivo ayuda a que diferentes especies de cultivos se complementen entre sí y aprovechen mejor los nutrientes del suelo. Un ejemplo de abandono de todos los tipos de monocultivo en la Unión Europea es la iniciativa “greening” o “pago verde”, que consiste en conceder una subvención anual a los agricultores que incorporen enfoques y métodos de cultivo respetuosos con el planeta. Esperemos que este tipo de iniciativas positivas, tanto por parte de las autoridades oficiales como de los propios agricultores, se multipliquen y den lugar a cambios positivos tangibles en el sector agrícola en todo el planeta.